Menu

El clima, la sanidad y la energía plantean un cambio de modelo de civilización

El mundo tal como lo hemos conocido está agotado y hay que pensar en otro formato de relaciones entre seres humanos y la naturaleza




La crisis de la energía, de la economía, de la sanidad y de la democracia, unidas al imparable calentamiento global y a la crisis de la vida, anuncian el fin del mundo tal como lo hemos conocido. Hay que pensar en otro modelo.


Alejandro Sacristán
26/01/2021

El 19 de enero, organizado por el Club Nuevo Mundo, tuvo lugar en el canal de Tendencias21 en YouTube, la segunda cita con la ciencia del fin del mundo, que analiza cómo las ciencias pueden enfrentar el fin del mundo tal y como lo conocemos.

En esta ocasión, los expertos nos presentan el apocalipsis del petróleo y el futuro de la energía, la crisis sanitaria, el capitalismo en transición y las asambleas ciudadanas. También nos explican lo que podemos hacer al respecto.

Cuatro expertos del máximo nivel, reunidos por el Club Nuevo Mundo. Resaltamos los aspectos más importantes y conclusiones de cada una de las ponencias de este segundo evento. En el artículo se pueden encontrar, en enlaces por separado, las ponencias en vídeo.

ANTONIO TURIEL: EL PETRÓLEO SE ACABA

La primera conferencia, a cargo del Doctor en física teórica Antonio Turiel, investigador del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC en Barcelona, tiene por nombre El Futuro de la Energía. Condensando su mensaje, Antonio Turiel dijo que “Los próximos años vendrán marcados por un cambio radical en el suministro energético global. El petróleo barato, que impulsó el proceso de la globalización, hace tiempo que se acabó. Las compañías petroleras vienen reduciendo su inversión en la búsqueda y desarrollo de nuevos yacimientos desde 2014, una tendencia que la llegada de la CoVid-19 ha agravado. El fracking se hunde. Los yacimientos rentables decaen sin remisión. Según las peores previsiones la producción de petróleo podría desplomarse hasta un 50% de aquí a 2025. Una caída extraordinariamente rápida. La petrocalipsis podría llegar ya si no hacemos nada”.

Turiel nos dice que estamos jugando con fuego, nos abocamos en menos de cinco años a un decrecimiento energético general que en primer lugar provocaría una subida de precios en casi todo, debido a la dependencia que tenemos del petróleo. Esto nos abocaría a una crisis económica profunda, a un escenario con precios volátiles con bajadas y subidas bruscas. Si no hacemos nada, tendremos una crisis continuada y una espiral de degradación de la economía que solo podría terminar con algo semejante a un colapso en cámara lenta. En su ponencia profundiza en esto y da ejemplos concretos de petroleras y su proyección y diversificación de negocio, evidenciando una falta de planificación notable. El investigador Turiel piensa que los gobiernos, aunque tarde, van a terminar reaccionando para evitar los peores escenarios, los más distópicos y colapsistas, pero eso no es gran consuelo. Porque la caída de petróleo, aun así, nos pondría en la situación que no dispondríamos de energía para mantener ni de lejos el sistema económico actual.

Según explicó Turiel, el decrecimiento es inevitable. No es un decrecimiento abrupto, cataclísmico, es un proceso, pero que tampoco es lento, no se va a resolver por sí solo, adaptándonos a un decrecimiento gestionable. En este proceso de decrecimiento, sobre todo al principio, el descenso puede ser bastante abrupto, aunque el proceso general se alargase a lo largo de décadas que entonces posibilitarán que parte de la energía primaria del petróleo sea cubierta por energías renovables. Sin embargo, estas energías “verdes”, por sí solas, según sus cálculos, no darán ni para el 40% de la demanda actual de energía. Y además, para una efectiva transición energética también harán falta décadas. Como en el cambio climático, hemos perdido casi 50 años frente a un problema bien conocido, en una huida hacia delante.

“Simplemente –comenta- tendremos que decidir si lo hacemos por las buenas o por las malas. Podemos tomar medidas proactivas antes de que vengan los problemas para adaptarnos, o podemos engañarnos y pensar que no existe el problema, hasta que llegue la realidad que nos ponga de rodillas”. El escenario distópico no es un escenario descartable. Lo que pase dependerá también de cada lugar del planeta y de la forma en que se afronte el problema, con honestidad, explicando a la sociedad la situación a la que estamos abocados. Habrá territorios que desarrollen estrategias buenas para adaptarnos a la crisis, pero también habrá gobiernos que no hagan nada. Conviene escuchar la conferencia completa para comprender el alcance del impacto y la manera de enfrentar este proceso de declive del petróleo, del peak oil. Nunca es tarde para reaccionar, tenemos que hacer un cambio radical que empieza por aceptar el problema en primer lugar, para poder hacerle frente.

RAFAEL MORALES: HAY TIBURONES EN EL ACUARIO

La segunda ponencia, a cargo del Doctor en administración de empresas Rafael Morales Sánchez, de la Universidad pablo de Olavide de Sevilla, lleva por título “Tiburones en el acuario: El capitalismo del siglo XXI”. Morales aseguró que “el capitalismo del siglo XXI se caracteriza por la acumulación de la riqueza en manos de unos pocos, el agotamiento de los recursos y el aumento de la importancia de la economía financiera sobre la economía “real” (no financiera).  El Homo economicus es pues, egoísta, con preferencias fijas, individualista, calcula racionalmente sus decisiones y domina la naturaleza. En cambio, los humanos sociables adaptables se caracterizan por ser socialmente propensos a la reciprocidad, tienen valores fluidos, son interdependientes, hacen aproximaciones y son dependientes de la naturaleza”.

Rafael Morales explica que lo importante es la democratización de la economía, por tanto la economía tiene que ir por detrás de la moral y de la ética. Es preciso pues que la economía deje de estar en manos de unos pocos, y que pase a  manos del pueblo. Morales dice que “para ello es imprescindible la  transparencia en las decisiones políticas y en las decisiones económicas. Todo lo que sea democratizar la economía me parece positivo, el blockchain es potente al respecto”. Blockchain en economía posibilita el intercambio entre iguales, de manera segura, registrable, transparente y trazable, sin intermediarios financieros si así se quiere.

Morales añadió que “La sociedad del siglo XXI exige que todos los agentes sociales maduren hacia modelos sociales conscientes de su interdependencia. Reflexionar sobre el sentido y propósito de las empresas no es una oportunidad, es una necesidad. Las empresas deben abandonar su posición de privilegio para convertirse en motores de una sociedad más humana”. Rafael Morales nos trasladó un último pensamiento, “estamos a tiempo: la clave está en repensar el valor de las cosas y trabajar por ello”.

GARCIA-TOLEDANO: LA PANDEMIA ES UNA OPORTUNIDAD PARA UN MUNDO MEJOR

La tercera ponencia, a cargo del Doctor en medicina y cirugía, salud pública y ética y Doctor en economía y gestión sanitaria, Eduardo García Toledano, lleva por título “Coronavirus, una nueva etapa… ¡¡Gracias, Vacunas, las Vacunas funcionan!!  Seguras y eficaces”.

Según el doctor García Toledano la OMS ha realizado un trabajo incansable frente a la pandemia, intentando una coordinación global, en la medida de sus posibilidades. La OMS ha publicado más de 200 informes diarios de situación y facilita datos en tiempo real sobre la pandemia. Se han realizado 130 reuniones formativas para periodistas. También en prácticamente todas las redes sociales, nos resume en la ponencia.

La OMS ha diseñado un plan estratégico de Salud Pública trabajando con los distintos organismos oficiales, técnicos, laboratorios, hospitales, en todo el mundo.  Para García Toledano “el mensaje más importante es no dejar a nadie atrás. En el mundo hay 10 vacunas autorizadas. La OMS ha creado un Plan de Respuesta Humanitaria en más de 60 países, con un Comité Socioeconómico para gestionar los recursos  de la forma más justa y equitativa posible.  Desgraciadamente la pandemia ha penalizado la atención a otras enfermedades”.

Sin embargo, dice en su conferencia: “Hay nuevas soluciones a los problemas de salud. En 2021 los países de todo el mundo tendrán que continuar luchando contra la COVID apoyándose en herramientas eficaces que están evolucionando.  Hay que reparar y reformar los sistemas de salud. Queremos sistemas de salud fuertes y poblaciones saludables. Construir una solidaridad sanitaria mundial sin olvidar pequeños países / zonas / poblaciones en desventaja. Así nacerá una nueva fuerza laboral. Promoción de la salud para todos. Se abordarán las desigualdades de la salud sin olvidar los factores ambientales y sociales que van unidos”.

En este 2021 hay que construir de nuevo y mejor. Es una oportunidad única para construir un mundo mejor: más verde, más saludable, más sano. García Toledano fue crítico y duro, veraz, dijo “Estamos viendo que la COVID 19 mata y se contagia. La sociedad dice que estamos comprometidos, pero buscamos cualquier situación para saltarnos el compromiso. Hay que hacer una llamada a la cordura: habrá tiempo para actividades sociales. Seamos solidarios”.

También remitió García Toledano al origen de las enfermedades zoónicas, de transmisión animal a humano. “El cambio climático y la crisis de la biodiversidad, dijo, se vincula, entre otras cosas, a la enfermedad de la COVID, porque las enfermedades transmitidas a través de vectores se ve favorecida principalmente por los cambios en el clima y el mal funcionamiento de los diferentes ecosistemas. La OMS tiene varios estudios sobre la incidencia en enfermedades zoónicas, y no solo la COVID 19 sino otras enfermedades víricas”.

Su mensaje final, emocionado, fue esperanzador, enfatizó: “No solo estamos a tiempo, sino que sabemos hacerlo. En otras ocasiones no se ha tenido el conocimiento; ahora tenemos el conocimiento, hay que tener las ganas y luchar por ello. Es complicado, pero se puede, evidentemente”.

AGNES DÉLAGE: LAS ASAMBLEAS CIUDADANAS, SEMILLAS DE FUTURO

La cuarta ponencia, a cargo de la Doctora Catedrática de historia contemporánea en la Universidad de Aix-Marsella, Agnes Délage, lleva por título “Asambleas ciudadanas: lecciones democráticas en contexto de crisis”.  Su investigación actual se centra en el análisis de la relación entre democracia y objetivos ecológicos en el pensamiento político ambiental actual. Es parte de Extinction Rebellion Europa.

Agnes Délage nos explicó que “La pandemia de COVID-19 ha demostrado lo que es una crisis globalizada que amenaza directamente la vida de la especie humana. Cada día experimentamos hoy lo que pasará con la crisis de la Tierra, es decir con el ciclo de catástrofes ambientales cuando las temperaturas globales hayan aumentado más de 2 grados en las décadas que vienen. La pregunta que planteamos es: ¿cómo gobernarnos en este tipo de desastres globales, para garantizar nuestra supervivencia colectiva? Las democracias parlamentarias, tras décadas de inacción, parecen incapaces de generar acción colectiva justa y eficaz ante la magnitud de la crisis sistémica.

En 2020, el estado de emergencia y la excepcionalidad fueron las primeras respuestas ante la crisis sanitaria, pero la gobernabilidad democrática también generó otros mecanismos que pueden tener futuro y sobre todo impacto de transformación profunda de nuestras sociedades a largo plazo. En la charla de la doctora Délage accedemos a las lecciones que se pueden sacar de las 3 asambleas climáticas europeas, convocadas a raíz de las olas de movilizaciones ecologistas de 2019. Estas asambleas por sorteo se han reunido en plena pandemia en Francia, Reino Unido y Escocia.

Para Agnes Délage “estas asambleas ciudadanas son semillas de futuro, pues las asambleas, para dar un resultado político robusto necesitan una tarea colectiva de cultivo democrático activo”. Dice Délage “esta es para mí la principal lección que dan las asambleas de Francia y de UK: han funcionado y especialmente en Francia, porque han sido plenamente apoyadas por los actores sociales, al principio muy reacios a ello. Pero han entendido la oportunidad y han ocupado plenamente el espacio democrático que se suscitaba para abrir nuevos canales con la ciudadanía”.

La principal lección de la asamblea climática es que se tiene que construir su soberanía desde la lucha social. Para entender qué son, cómo funcionan, el alcance que tienen para impulsar la participación ciudadana, cómo se pueden conseguir resultados a través de éstas hay que ver y escuchar con atención la conferencia de la doctora Agnes Délage.

COLOQUIO FINAL: PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Merece la pena ver todo el apartado de preguntas, respuestas y soluciones del vídeo general de este segundo encuentro sobre los desafíos del fin del mundo y qué podemos hacer al respecto.

Este ciclo responde a la necesidad de arrojar luz sobre los problemas globales desde una perspectiva científica, con la finalidad de contribuir a la clarificación de los diferentes aspectos de la crisis de nuestra civilización y contribuir a una mejor gestión de las soluciones.

El Club Nuevo Mundo, organizador del encuentro, es una iniciativa de Tendencias21 que reúne a expertos y científicos de primer nivel para, desde el diálogo ciencia-sociedad, aportar visiones y soluciones rigurosas e innovadoras a los problemas globales. Si quieres participar, conócenos y decide tu mejor forma de sumarte a este iniciativa.
 


Nuevo comentario:
Twitter


Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. El Club Nuevo Mundo se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. El Club Nuevo Mundo no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. El Club Nuevo Mundo podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.