NUEVO MUNDO


Consideramos de interés conocer la opinión sobre la TID, de expertos en astronáutica y ciencias aeroespaciales. Hoy incorporamos aquí los comentarios del Dr. ingeniero aeronáutico, y máster en Ciencias Aeroespaciales por la Universidad de Princeton, Dr. Alvaro Azcárraga.


Como es sabido, en su momento, el Club Nuevo Mundo y Dinámica Fundación convocaron un concurso de talento en Física; el premio ANTÍTESIS A LA TEORÍA DE INTERACCIONES DINÁMICAS. Era un galardón a quien propusiese, de forma razonada, que esta teoría es errónea. Conforme a la referida convocatoria, la propuesta de una ANTITESIS A LA TEORÍA DE INTERACCIONES DINÁMICAS, en formato informático, tenía que ser enviada antes del 2 de noviembre de 2019.
En esa fecha no había sido recibida propuesta alguna de ANTITESIS, por lo que la convocatoria fue considerada desierta:
https://club.tendencias21.net/mundo/HA-QUEDADO-DESIERTA-LA-CONVOCATORIA-AL-PREMIO-ANTITESIS-A-LA-TEORIA-DE-INTERACCIONES-DINAMICAS_a83.html
A pesar de ello, sigo intentando difundir esta propuesta de teoría física, publicando en este Blog nuevos artículos, noticias y reportajes, sobre la teoría, por ejemplo:
https://www.tendencias21.net/fisica/Nuevos-avances-en-dinamica-rotacional-I_a79.html
 
Recuerdo que en octubre de 2004 viste a Alvaro en sus oficinas de Sener, acompañado de su equipo de asesores, alguno de ellos catedrático en la materia, para presentarle la TID. La reunión se desarrolló en un clima de amabilidad, y de gran altura científica y tecnológica. Me llamó la atención que, entre las diversas reticencias planteadas, para Alvaro existía una cierta preocupación por el movimiento continuo, pues evidentemente, al analizar el movimiento de los planetas y de los cuerpos celestes, fácilmente se llegaba a esta conclusión, como resultado de la teoría.
Tras un interesante análisis de la teoría durante unos meses, la entidad consideró que, desde el punto de vista empresarial, sería muy difícil rentabilizar, a corto plazo, cualquier inversión para confirmar la teoría, por lo que las conversaciones científicas quedaron paralizadas y sin conclusión.
Quince años después, Alvaro Azcárraga ha tenido la amabilidad de realizar un texto con sus comentarios sobre la TID y las posibles causas de que la convocatoria al premio ANTITESIS A LA TEORÍA DE INTERACCIONES DINÁMICAS, haya quedado desierto:
Me pide mi amigo, y gran pensador, Gabriel Barceló, que le comente la TID, y sobre el fallido concurso para rebatirla. Le he puesto como condición previa que me deje exponer algo sobre lo que creo tener una educada opinión, para entrar luego en materia. Allá vamos:
En la década de los sesenta del siglo pasado, y con motivo de la (mal) llamada carrera espacial, se juntaron sesudas cabezas soviéticas y americanas para crear una ley sobre las actividades en el espacio, el Tratado del Espacio Exterior (OST por sus iniciales en inglés), para que ni el uno, ni el otro, adquirieran ventaja, tratado hoy en día en vigor y ratificado por casi todas las naciones del mundo. Lo curioso del caso es que la OST, como las famosas víctimas colaterales en las guerras, tiene un rosario de “perlas” de las cuales destaco tres:
Una, que el Espacio es provincia de la Humanidad, lo que hace que la presencia de “otros” sea hoy en día ilegal, y por eso pese a los miles de planetas extra solares ya encontrados, se mantiene que vida solo la hay en la Tierra, y menos mal que no se dice ”inteligente”, por que como dijo Einstein, vida inteligente no la hay ni en la Tierra.
Dos, se olvida por completo del elemento clave en la actividad humana, las personas, y por eso, todas las iniciativas no estatales, desde vehículos lanzadores a sondas espaciales privadas, están en un limbo de los justos
Y tres, y lo más curioso, es que prohíbe la presencia militar en el Espacio, cuando en la época que se redactó la OST, toda la actividad era militar, y esto trae como consecuencia que si el señor Perez tiene un invento que permite desviar rocas en el Espacio para que no choquen con la Tierra deberá ser detenido inmediatamente y puesto a disposición del Tribunal competente, porque lo mismo que puede evitar una catástrofe, la puede producir guiando al meteorito contra Central Park.
Con la TID puede ocurrir algo parecido a lo de la OST (y no olvidemos que este es un tratado en vigor), y es que nos salgan daños colaterales.
Que existen interacciones dinámicas debidas al cambio de momentos cinéticos y sus correspondientes aceleraciones angulares es un hecho, y que producen efectos a veces no del todo predecibles también, pero es que vivimos en un Universo complejo, formado por una estructura espacio-temporal abollada y a veces agujereada (sospechamos), por efectos gravitacionales. Se han inventado constantes que no eran tales, masas invisibles e indetectables, y varios elementos dignos de un bestiario del siglo XVI, para parchear nuestras teorías, y lo que falta por venir. Y para añadir salsa al guiso, puede haber bollos de todos los tamaños, desde años -luz de horizonte de Swarchtzild, hasta tan pequeños como lo permita el límite de Plank.
Por tanto, es bueno trabajar en la TID, y seguir utilizando lo que ya conocemos, y en esta línea ya estamos utilizando el tirón gravitacional para enviar sondas a los confines del sistema Solar, o darles velocidad suficiente para alcanzar a los cometas, pero tenemos que pensar que nada es gratis en términos energéticos, ni abandonar conceptos que a escala terrestre siguen siendo útiles. La geometría euclidiana todavía nos sirve, y las leyes de Newton tienen su rinconcito dentro de la Relatividad General. Quizás algo de esto explique porque el premio a la ANTITESIS haya quedado desierto.
Mi pregunta es: ¿a quien o a que le estamos robando(trasformando) la energía cuando interactuamos, y como soporta el tejido espacio-temporal actuaciones que implican altísimos niveles energéticos, ya sea por acreción o por el propio tamaño del evento?
Lo que sí puedo añadir de mi parte, es que es un lujo poder estar (mal)hablando de estos temas, en vez de las leyes de género, el derecho a decidir, o cualquier zarandaja parecida…
Un abrazo
Álvaro Azcárraga
 
Álvaro Azcárraga, es doctor ingeniero aeronáutico (1965) por la Universidad Complutense, hoy UPM, y máster en Ciencias Aeroespaciales (1964) por la Universidad de Princeton.
Director de los primeros lanzamientos de cohetes espaciales desde España (1966-1971) INTAET.
Desde 1971 responsable del desarrollo Aeroespacial de SENER, llegando a consejero en 1992.
.Miembro de la Academia Internacional de Astronáutica (Paris), desde 1983.
Consejero de Arianespace, 1986-1988.
Presidente de la Federación Internacional de Astronáutica (1990-1994)
Presidente de Galileo Sistemas y Servicios (2000-2003)
Presidente de Bóreas, empresa de ingeniería de estructuras aeronáuticas.
Medalla de oro de la Confederación de Asociaciones Aeronáuticas de Europa, como el ingeniero más relevante de 2004.
 

09/02/2020
09/02/2020 | Comentarios



En esta segunda entrega seguiremos recordando el CXXV aniversario del nacimiento de Miguel Catalán y su singular participación en la determinación de la estructura de la materia


Testimonios
Son muy numerosos los testimonios de profesores e investigadores sobre la influencia del trabajo de Catalán en la concepción de aquel nuevo modelo atómico
El catedrático Luís Brú recordaba la importancia del trabajo de Catalán en la determinación del nuevo modelo atómico.
En la III Reunión Nacional de Espectroscopia, proponía: Catalán vivió esa deliciosa “belle epoque” de la Física, que comprende desde Böhr hasta Heisemberg. La teoría de Böhr es un modelo perfecto del bien quehacer, asentada sobre los datos aportados por los espectroscopístas, siendo los suministrados por Catalán de capital importancia, [Brú, Luís: Recuerdo de M. A. Catalán. III Reunión Nacional de Espectroscopia. Zaragoza 24/29 Septiembre 1972].
Miguel Catalán aceptó que el espectro de un elemento puro estuviese formado por la representación de las excitaciones de los distintos electrones de las distintas capas del átomo, y de ahí esas regularidades en el espectro, que él denominó Multipletes. Identifica un primer triplete que asigna a los dos electrones de valencia química, y al primer electrón de la siguiente capa. Así define una correlación física para cada elemento entre la estructura del átomo y los Multipletes observados en su espectro. De esta forma, la identificación de los Multipletes del espectro de cada elemento permitía deducir la estructura de ese átomo, y confirmar el número de electrones y protones de ese elemento. Su descubrimiento permitía un gran avance en el conocimiento de la estructura de la materia y en la física en general.
Con sus descubrimientos Catalán había aportado la prueba experimental que los físicos teóricos, como Sommerfeld y Böhr necesitaban para definir el modelo definitivo de la estructura del átomo:
  • Establece un nuevo procedimiento de interpretación de los espectros de los elementos complejos.
  • Confirma la causalidad física de la supuesta correlación entre cada elemento y su espectro, al relacionar las regularidades descubiertas en el espectro, con las posiciones de los electrones del átomo.
Esta fue la aportación más valorada de Catalán a la ciencia, en concreto a la espectrografía y a la física atómica, pero no fue la única [Barceló, G.: Miguel A. Catalán Sañudo. Memoria Viva. Pág. 183. Editorial Arpegio. 2012.].
El profesor José Campos de la Universidad Complutense de Madrid exponía en una ponencia: En 1922 el prof. Catalán descubrió los multipletes atómicos en el manganeso, que son una forma de ordenación de los niveles atómicos en átomos complejos. Este hecho constituyó un paso fundamental en aquellos años cruciales, que tuvieron lugar entre el nacimiento de la antigua mecánica cuántica del átomo (Böhr 1913), hasta el surgimiento de la actual en 1925. [Campos, José: Ponencia en el Congreso internacional: 100 Years of Quantum Theory. History, Physics and Philosophy Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, noviembre de 2000. Universidad Complutense de Madrid, Dpto. de Física Atómica, Molecular y Nuclear].
En la Breve historia de la Metrología, también se hace referencia a la aportación de Catalán al desarrollo de ese modelo y de la teoría cuántica: Precisamente, uno de los miembros del Laboratorio de Investigaciones Físicas de la Junta fue Miguel Antonio Catalán (1894-1957), a quien se debe la aportación a la física más destacada de la historia española con el descubrimiento, en 1921, de los denominados “multipletes”, lo que supuso un paso muy importante en el desarrollo de la teoría cuántica, sirviendo para justificar adecuadamente el número cuántico que había introducido en 1920 Arnold Sommerfeld [Centro Español de Metrología: Breve historia de la Metrología, 2007].

02/02/2020
02/02/2020 | Comentarios



Nos anticipamos al futuro
Eduardo Martínez de la Fe
Este Blog ha sido creado por el Club Nuevo Mundo para recoger las iniciativas, reflexiones, experiencias y propuestas que sus miembros y socios quieran hacer llegar a la sociedad. Está estructurado en torno a 4 ejes temáticos: artículos, pensamientos, propuestas y noticias. A través de ellos, cualquier persona puede conocer lo que se está cocinando en el seno del Club Nuevo Mundo y comentar las diversas aportaciones.

Relación de Miembros del Club Nuevo Mundo




Noticias del Club Nuevo Mundo

Síguenos en Facebook




Compartir este sitio
Síguenos
Facebook
Twitter
Rss
Mobile