NUEVO MUNDO





Edita Olaizola
07/04/2022

"Los cambios de consumo individual no bastan y hace falta una transformación profunda y rápida del conjunto del sistema productivo"


Imagen: Pixabay
Imagen: Pixabay
Esa frase de Fernando Valladares - miembro de nuestro Comité Científico -  resume muy bien la situación actual en que se encuentra el planeta, a pesar de que los científicos llevan ya muchos años advirtiendo de los graves peligros que nos acechan si seguimos por este cauce de producción y consumo desmedidos.

Es cierto que los gobiernos están poniéndose manos a la obra para intentar evitar el colapso global que se nos viene encima, pero también es cierto que lo hacen tarde, poco, mal y desorganizadamente, con los ojos puestos en las reacciones de sus votantes, y sobre todo desde un enfoque antropocéntrico que no ayuda precisamente a legislar como convendría a los intereses de la Tierra y sus habitantes.

Una parte importante de la responsabilidad de la terrible situación actual la tienen las empresas, cuyos objetivos estratégicos han estado centrados en los beneficios económicos descuidando otros ámbitos  que ahora se visualizan como vitales. Las empresas, por otra parte, solo son un reflejo de la sociedad en la que se mueven, esa sociedad que durante años y años ha priorizado el despilfarro, el aquí y ahora, la competencia a ultranza y la carrera sin fin para lograr "más de todo y cuanto antes".

Pero también en esto podemos encontrar una faceta favorable:  las empresas, en comparación con los gobiernos, tienen mucha más facilidad para redefinir sus objetivos y replantear su posicionamiento, puesto que sus estructuras y sus núcleos de decisión son más cortos y ágiles:  pueden virar la nave en mucho menos tiempo, con menos esfuerzos y con menos recursos que un gobierno cualquiera.

Eso es una buena noticia, porque las empresas marcan en gran medida el tipo de consumo que la ciudadanía aceptará con escasas reticencias: incluso estamos viendo actualmente que una gran empresa dedicada a la bocadillería de hamburguesas está publicitando hamburguesas veganas.  Eso significa que ha sabido leer qué desea la ciudadanía, y el hecho de entenderlo y aceptarlo tiene resultados positivos a varios niveles:  se mantiene en su nicho de mercado, satisface a una parte (cada vez más importante) de sus clientes, sigue consiguiendo beneficios económicos y divulga en la sociedad nuevos hábitos de consumo más sanos para las personas y para el planeta.

A diferencia de esta empresa, hay otras que no solo se limitan a modificar sus productos o servicios en función de las señales captadas en el mercado:  van un paso más allá y estudian seriamente cómo seguir haciendo negocio trabajando a la vez a favor de la naturaleza.

En este caso, el cambio fundamental ha sido de paradigma, evolucionando del antropocentrismo hacia la cosmovisión.  Se ven a sí mismas como un ecosistema  más dentro del gran ecosistema Tierra y tienen en cuenta todas las interrelaciones que se producen valorándolas desde el respeto y el beneficio mutuos.

En este contexto está fructificando el modelo de Biomimética Organizacional, que aprende constantemente de la naturaleza para diseñar, elaborar y ofrecer sus productos y servicios.  Es, pues, un modelo ético de asegurar resultados (no solo económicos, obviamente) y de contribuir a frenar cuanto antes esta carrera hacia el abismo en la que estamos todos inmersos.





Gabriel Barceló
26/06/2021

Hoy 26 de junio, se celebra el Día Mundial de la Refrigeración (https://worldrefrigerationday.org/news/), por iniciativa del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA). Han sido convocados numerosos actos en múltiples países, dedicados al sector, y especialmente a la formación y a las trayectorias profesionales disponibles para estudiantes y especialistas de la industria de la refrigeración y la climatización.


Concretamente, ayer fue convocado un acto por las asociaciones: AFEC, AEFYT y AFAR para celebrar esta efemérides. Las entidades organizadoras han entendido que este Día Mundial de la Refrigeración era el momento oportuno para difundir mi último libro: Climatización y Refrigeración: Tras la pandemia del covid-19 y ante el cambio climático, editado por AFEC, (Climatización y refrigeración. Tras la pandemia del covid-19 y ante el cambio climático (tendencias21.es).
En el texto propongo un análisis de las técnicas del frio y de la climatización, de sus impactos y tendencias, ante el calentamiento global antropogénico, y en plena pandemia del Covid19. En este excepcional escenario, en este libro exploro el increíble interés que la producción y uso del frio y del calor ha generado en diversas entidades internacionales, que han realizado múltiples investigaciones y estudios sobre su incidencia y su huella en la actual sociedad, y en su futura evolución.
El libro, con 914 notas a pie de página, es un ensayo, y también un homenaje al frio en general, en sus diversas posibles versiones, pero especialmente al frio artificial, como tecnología termodinámica indispensable para la mejora de la calidad de vida de las personas, y ya con casi doscientos años de experiencia.
 
Antecedentes históricos
Inicialmente se empleaba el hielo natural para conservar los alimentos, pero las condiciones de higiene y salubridad de este, generaban continuas preocupaciones sanitarias. Por ello, se intentaba sustituir el comercio del hielo natural, por otro más aséptico.
El inventor e ingeniero Oliver Evans (1755 –1819), fue el primero en describir un circuito cerrado de refrigeración por compresión de vapor en 1805, pero su diseño no pudo implementarse. Se asoció con Jacob Perkins quien, años después construyó un equipo de refrigeración, en ciclo cerrado, basado en el diseño inicial de Evans. Lo patentó en 1834-1835, describiéndolo como Improvement in the Apparatus and Means of Producing Ice and in Cooling Liquids.
Posteriormente encontramos en EE.UU, la patente registrada de Frederic Tudor (1783 –1864), del 4 de mayo de 1838, en Boston (MA) para la producción de hielo artificial.
 
Contenido
Es destacada en este ensayo, la significante aportación del sector de la refrigeración y climatización a la salud, al bienestar de la sociedad y a su supervivencia, en un escenario de calentamiento global, e incluso de pandemia. También se enfatizan los impactos de estas técnicas en la sociedad actual y las últimas tendencias, tanto en aspectos de innovación tecnológica, como en nuevas técnicas de sostenibilidad.
En el libro se analizan los diferentes trabajos e informes publicados sobre el sector por organismos e instituciones supranacionales, en los últimos cuatro años, pero también describe la inesperada irrupción de la refrigeración y de la climatización en entornos no habituales, proponiendo las razones de su incidencia, valoración y evolución social, y de la importancia del impacto de estas técnicas en la pervivencia de la vida humana.
Como resultado y consecuencia deducible de esos análisis, el texto recuerda que la humanidad ha decidido mantener su supervivencia con la ayuda de las técnicas de refrigeración y climatización, transformando la vida en la Tierra, en la zona intertropical o tórrida, e incluso en otras áreas en las que hasta ahora, era difícil mantener estructuras urbanas.
 
Eficiencia
Ya en 2018, el Rocky Mountain Institute publicó su primer informe. En este documento, se refería a la evolución de nuestras técnicas y expresaba: Varios factores del mercado han contribuido a la lentitud de la innovación en la industria del aire acondicionado (AC), siendo el factor clave el enfoque del cliente en el bajo costo inicial, en contraposición al costo del ciclo de vida. …El resultado no es ninguna sorpresa: los acondicionadores de aire de habitación convencionales de mejor rendimiento, basados en compresión de vapor, han alcanzado solo alrededor del 14 por ciento del límite de eficiencia teórico, incluso coincidiendo con la rápida aceleración de la eficiencia de otras tecnologías hacia sus máximos teóricos (por ejemplo, Iluminación LED, paneles solares) en industrias adyacentes. (https://rmi.org/)
En sus informes (Rocky Mountain Institute: Primer for Space Cooling, https://rmi.org/primer-for-space-cooling/ ), estimaba que en cualquier mercado, tecnología o estrategia, la clave está en la innovación, y la eficiencia.
En agosto de 2020 fue publicado un texto sobre la convocatoria del premio Global Cooling, destacando el actual desafío de superar la tecnología existente, que permita reducidos costes de instalación, para alcanzar los retos de futuro, añadiendo: Si bien la búsqueda de tecnologías de refrigeración radicalmente más eficientes sigue siendo importante, son necesidades igualmente, si no más urgentes, el crear conciencia masiva y habilitar medios para superar la barrera del primer costo, en la búsqueda de una refrigeración respetuosa con el medio ambiente… abordar las necesidades de confort térmico, sin calentar el planeta, (Sachar, Sneha and Campbell, Iain: We Need a New Approach to Cooling. Agosto 26, 2020. RMI, https://rmi.org/we-need-a-new-approach-to-cooling/).
También, otras muchas entidades internacionales publicaron sus investigaciones y criterios sobre el impacto del frio y la climatización en el actual escenario mundial.
En estos informes se incorporaba, como ya hemos dicho, también el concepto, de la climatización sostenible, en el que se incluirían los sistemas de climatización de menor consumo de energía en su explotación, pero de un mayor coste de inversión.
En mayo de 2018, la AIE publicó su informe titulado: El futuro de la refrigeración, (IEA 2018, The Future of Cooling, París: https://www.iea.org/reports/the-future-of-cooling ), enfocado a los consumos de energía. En ese mismo año la Organización Mundial de la Salud, publicó otro informe sobre el cambio climático, y su incidencia en la salud. A partir de ese momento, numerosas entidades internacionales anunciaron sus investigaciones sobre refrigeración y climatización, como se describe en el libro.
El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Agencia Internacional de Energía (AIE), difundieron en 2020 el documento: Síntesis de Emisiones y Políticas de Enfriamiento. (Cooling Emissions and Policy Synthesis Report: Benefits of cooling efficiency and the Kigali Amendment. https://wedocs.unep.org/bitstream/handle/20.500.11822/33094/CoolRep.pdf?sequence=1&isAllowed=y).
Al conocer este informe, decidí escribir este libro al que nos referimos, con el fin de difundir las tesis de los numerosos documentos publicados, y conocer las tendencias expresadas.
 
Premio Global Cooling
El hecho es que esas iniciativas y publicaciones de organismos internacionales, generaron un cierto impacto, dando origen a la ya referida convocatoria de un concurso mundial de innovación tecnológica, en noviembre de 2018, con premios de tres millones de dólares. (https://www.fastcompany.com/90265473/richard-branson-just-launched-a-3-million-prize-for-a-better-air-conditioner).
El objetivo de esta convocatoria era intentar resolver la amenaza climática generada, en parte, por la creciente demanda de energía para refrigeración y climatización, mediante nuevas tecnologías en termotecnia, promoviendo la innovación de nuevas y más eficientes técnicas para la generación del frio artificial. Se esperaba que la conclusión de esta convocatoria permitiese un nuevo impulso a estas tecnologías de refrigeración y climatización, con nuevos prototipos energéticamente más eficientes y también más respetuosos con el clima.
La ceremonia de concesión de los premios se celebró el 29 de abril de 2021, no obstante, no han sido premiadas nuevas tecnologías, por lo que es difícil de estimar su incidencia real en la industria, dados los bajos costes de fabricación de las tecnologías hoy en uso.
Han sido premiados prototipos que combinan los sistemas de comprensión de vapor actuales, con soluciones evaporatívas para enfriamiento de los condensadores, o incluso la incorporación de tecnología fotovoltaica de accionamiento directo, para reducir el consumo total de electricidad de la red. Por tanto, no han sido sugeridos prototipos basados en nuevas tecnologías innovadoras, ni tampoco una verdadera revolución tecnológica en el sector.
No es previsible a corto plazo, la quimera de nuevas tecnologías en termotecnia, ni que los actuales sistemas de generación de frio puedan ser sustituidos próximamente en el mercado de la refrigeración y climatización.
 
Estrategias para el sector
No obstante, el resultado de los estudios e informes publicados, es esperanzador tanto para las personas, como para las propias tecnologías de frío o calor, pues nos indica que tenemos marcadas ya estrategias a desarrollar en los próximos años, incluso a largo plazo, que nos permiten vislumbrar con cierto optimismo, un futuro de crecimiento sostenible del sector. La humanidad ha decidido mantener su supervivencia con la ayuda de las técnicas de refrigeración y climatización, transformando la vida en la Tierra, en la zona intertropical o tórrida, y en áreas en las que, hasta ahora, era difícil mantener estructuras urbanas.
Esto permitirá un desarrollo y evolución social y económica, hasta ahora desconocido, precisamente con la ayuda de nuestras técnicas, y de sus previsibles innovaciones tecnológicas, destacando su amplia contribución en las economías de las naciones.
En esta convocatoria se deseaba fomentar la promoción de los jóvenes hacia estas actividades profesionales, y al desarrollo de estas tecnologías.
Como resumen, tanto del libro como de la jornada, podemos proponer un futuro optimista para el sector, como sugería el presidente de AFEC, Lui Moya, en el acto de ayer, ya que estamos hablando de un sector estable, con un futuro claro y definido.
Tengo que agradecer a AFEC la publicación del libro, y en concreto, la amable ayuda y colaboración constante de su directora, Pilar Budi, para esta edición.
 
Conclusiones
Ante la pandemia y el cambio climático, la termotecnia aporta soluciones favorables, según todas las instituciones, incluso la mejor solución para calentar, hoy día puede ser un sistema de refrigeración con bomba de calor.
Como conclusión, propongo en el libro publicado que comentamos, que la refrigeración y la climatización no son un problema, sino técnicas que aportan soluciones en la lucha contra la propagación de las pandemias que se trasmiten por aerosoles, y también son herramientas necesarias para la salud y pervivencia de la vida humana, en su lucha contra el cambio climático, y coherentes con el desarrollo sostenible.

26/06/2021
26/06/2021 | Comentarios



1 2 3 4 5 » ... 32
Nos anticipamos al futuro
Eduardo Martínez de la Fe
Este Blog ha sido creado por el Club Nuevo Mundo para recoger las iniciativas, reflexiones, experiencias y propuestas que sus miembros y socios quieran hacer llegar a la sociedad. Está estructurado en torno a 4 ejes temáticos: artículos, pensamientos, propuestas y noticias. A través de ellos, cualquier persona puede conocer lo que se está cocinando en el seno del Club Nuevo Mundo y comentar las diversas aportaciones.

Relación de Miembros del Club Nuevo Mundo


Archivo
L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      









Compartir este sitio
Síguenos
Facebook
Twitter
Rss
Mobile