NUEVO MUNDO





Alicia Montesdeoca Rivero
23/09/2019

Os dejo mi intervención en la presentación del libro (Tu) Nación Digital, de Rafael Martínez-Cortiña, el pasado viernes en Madrid...


La razón ilustrada y la razón sensible
La razón ilustrada y la razón sensible
 
Vivimos en unos tiempos dramáticos. La sociedad mundial se enfrenta a grandes retos que son consecuencias no previstas por la acciones de los seres humanos durante los últimos siglos. En estas circunstancias a las que nos enfrentamos, hay que asumir que sobre la cultura occidental, representada por los países denominados desarrollados, pesa la mayor responsabilidad sobre lo que nos acontece a todos.
 
Sin embargo, las mayores catástrofes las sufren aquellos países que no han gozado de tanto protagonismo ni tienen tanta responsabilidad en lo que sucede: la inmensa mayoría de los pueblos asiáticos, africanos y americanos del centro y sur del planeta, así como las regiones más desfavorecidas de los países desarrollados.
 
La racionalidad ilustrada motora de nuestra cultura, eminentemente masculina, tiene dos polos: uno es el que permitió los avances científicos y tecnológicos de los que hoy se gozan, el otro, el que ignoró muchas veces por soberbia, las leyes que posee la Vida.
 
Esta racionalidad ilustrada ha arrasado, con su expansión y sus ansias de dominio y de control, los recursos propios y los ajenos, sin considerar las consecuencias que eso traería consigo y que hoy podemos medir, por su generación de sufrimiento y de destrucción sobre los seres vivos y los entornos naturales que los acogen.
 
Se puede argumentar, y es un buen argumento, que la ciencia y la tecnología tienen, gracias al esfuerzo ciego, capacidad para revertir en el presente los efectos no deseados.
 
Así puede ser, pero sólo si a los frutos de la razón ilustrada se le acompaña con la menospreciada o ninguneada razón sensible, aquella que, desde las cualidades de lo femenino, desde los principios de amor, respeto y agradecimiento a la Tierra y a la Vida que ella nutre, nos dota de empatía, cooperación y colaboración con todos y hacia todos.
 
Esa simbiosis entre la razón ilustrada y la razón sensible generará una interacción nueva, creadora de más vida, que integre a todos los seres humanos y sus culturas, respetando y cuidando este hermoso y generoso hogar que llamamos Tierra y a todos sus habitantes.
 
Hoy, con la presentación de la obra de Rafael Martínez-Cortiña (Tu) Nación Digital, se pone en marcha un proceso innovador de aprendizaje cultural, donde ambas formas de creación humanas (la razón ilustrada y la razón sensible) se integran.
 
¡Manos a la obra y compartamos las experiencias y los conocimientos que de ella se deriven, para propiciar más esperanza en el futuro humano!
 

 

Aceptemos el hecho de la propia finitud (sea cual sea la causa) y tengámoslo en cuenta a la hora de trazar nuestro caminar por la existencia.


Imagen: Paula Cuesta Leal.
Imagen: Paula Cuesta Leal.
En algún momento vas a morir.

En algún momento habrá otra extinción y la especie humana desaparecerá de la faz de la Tierra.

En algún momento la Tierra misma acabará desapareciendo.

Lo que nace, antes o después, muere… o lo matan.

Ni me invade el catastrofismo cuando digo esto, ni pretendo que te invada a ti, simplemente propongo que aceptemos el hecho de la propia finitud (sea cual sea la causa) y que lo tengamos en cuenta a la hora de trazar nuestro caminar por la existencia, ya que tal vez podamos crear nuevos horizontes de posibilidades en el que la especie humana utiliza su inteligencia colectiva para revertir la ignorancia en nuestras acciones y las chirriadas en nuestras emociones.

Tal vez no seamos capaces, pero como decía Siniestro Total, “procura extinguirte con clase y dignidad”.

La muerte no es lo contrario de la vida, es parte de la vida.

Paséate por un bosque y obsérvalo. Reflexiona acerca del suelo que pisas. Estás pisando sobre la muerte, muerte que genera vida, vida que genera muerte. Y si hay próximas generaciones, pisarán sobre ti y sobre mí. Y bailarán sobre tu tumba, como tú bailas sobre la tumba de las generaciones anteriores.

Hazte cómplice de los sentidos, de los sentimientos, de la emoción.

Las emociones, históricamente ligadas a lo femenino, llevan siglos siendo mundialmente ninguneadas, desprestigiadas y maltratadas. Los mismos siglos que llevan endiosándose las cualidades del área de la razón, ligadas a lo masculino.
 
Esta hipotrofia de lo emocional junto con la hipertrofia de lo racional genera una atrofia en la acción.

Cuando las emociones se sostienen en el tiempo generan los estados de ánimo, y estos varían al modificar nuestros horizontes de posibilidades, por lo tanto los estados de ánimo son un dominio de diseño.

Te incito a que reflexiones sobre quien domina el diseño de tus estados de ánimo y te aliento a que vuelvas a mirar al horizonte.

En algún momento vas a morir.

De tu piel para adentro mandas tú.

No lo olvides.
 
 

20/03/2019
20/03/2019 | Comentarios



1 ... « 2 3 4 5 6
Nos anticipamos al futuro
Eduardo Martínez de la Fe
Este Blog ha sido creado por el Club Nuevo Mundo para recoger las iniciativas, reflexiones, experiencias y propuestas que sus miembros y socios quieran hacer llegar a la sociedad. Está estructurado en torno a 4 ejes temáticos: artículos, pensamientos, propuestas y noticias. A través de ellos, cualquier persona puede conocer lo que se está cocinando en el seno del Club Nuevo Mundo y comentar las diversas aportaciones.

Relación de Miembros del Club Nuevo Mundo


Archivo
L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          









Compartir este sitio
Síguenos
Facebook
Twitter
Rss
Mobile